Alias el Hacs

La vida a media luz

image009hacs

En un día cualquiera, en la estrechez de mi habitación, invocando con avidez la compañía de otros fantasmas que no sean los propios, los de uno pues, revuelvo entre los discos en busca de aquel que me ayude a desprenderme de la rutina y la superficialidad de todo un día laboral, y encuentro uno, La linterna de los ahogados de Alias el Hacs, y con esa linterna en mano emprendo el viaje en el que lentamente, en cada nota, en cada palabra emitida, empiezan a percibirse los personajes aprisionados en el pequeño plato óptico que los contiene, y poco a poco van cobrando vida -si a esto se puede llamar vida- y la habitación se convierte en un pequeño escenario de dolor, de vidas truncas, de sueños muertos, con un resabio a fracaso normalizado, e inesperadamente La habitación esta ya, repleta de personajes tristes y sombríos sin esperanza, en un ambiente en el que el futuro no se vislumbra, y es entonces que descubro que la compañía obtenida no es muy diferente a la que se puede encontrar en el exterior, entre la multitud. Todo  esto inmerso en la atmósfera generada por este ente marginal e iconoclasta, Alias el Hacs.

Alias el Hacs, Surgió de los lúgubres laberintos de la urbe mas grande del planeta, testigo directo de la dura realidad y las trampas que nos reserva, este cantautor otrora topo devenido en hartista -así con h-, es diseñador grafico, escultor y músico que declara estar influido por el Gótico, el Barroco y el Dadá; ha andado ya, un largo y penoso trecho con su guitarra a cuestas en busca de foros en donde poder compartir su interpretación del mundo; desgraciadamente él medio en que se desenvuelve, el de los cantautores, no siempre lo ha visto con buenos ojos, principalmente por que su obra no se ajusta a los patrones definidos ni a los lugares comunes de tal medio. El Hacs okupa el escenario enfundado en su abrigo de peluche negro y los ojos delineados aprovechando la noche para fundirse en ella. En alguna ocasión el comentaba que la gente calificaba sus canciones de oscuras, pero que realmente son frías, las que también compara con un foco de 45 watts que alumbra mal aquello que se distingue con su luz; yo bajaría el wattaje, porque para mi tiene un sentido aun mas profundo y realmente oscuro que no ha podido llegar al público indicado, al que comparte esa manera de ver las cosas, desde un rincón oscuro de la realidad, o por lo menos a media luz, con  45 watts, como diría él.

Eduardo Lemus

DISCOGRAFIA:

3+3+3 (demo 1994)

La Linterna de Los Ahogados  (2001)

Marzo de 2007

Revista La GOTHa

Anuncios
Published in: on octubre 25, 2009 at 7:39 pm  Comentarios desactivados en Alias el Hacs  
Tags:
A %d blogueros les gusta esto: