Sobre lo libertario

 

La palabra libertario ha sido a mí entender y debido a la ambigüedad de su utilización en América Latina, al igual que la bandera rojinegra (anarcosindicalista), mal asimilada.

He oído con frecuencia llamar libertario a posturas y personajes que nada tienen que ver con tal termino, el hecho de llamar al Ché o a Salvador Allende y en casos extremos a Fidel Castro o Hugo Chávez con este calificativo, es prueba de la imprecisión que se le da al termino en nuestro continente, aquí en México recuerdo el caso del General Gallardo -que propuso el establecimiento de la figura del ombudsman dentro de la institución militar con el resultado de su posterior encarcelamiento-, quien fue calificado como libertario en una publicación llamada Insumis@, nada más absurdo que llamar libertario a un militar, profesión que por su misma naturaleza de salvaguarda de los intereses del estado, representa la contraposición más absoluta a lo libertario.

El nombre de socialismo libertario fue dado por los anarquistas o socialistas antiautoritarios a su postura precisamente para distinguirle del socialismo de estado o autoritario, es decir aquel que aboga por la conducción de la vida social por medio de un aparato estatal (obrero) o burocracia de partido (vanguardia revolucionaria).

Algunas tendencias del marxismo, disidentes de la línea ortodoxa han, efectivamente, lindado con o francamente reivindicado lo libertario, tales como los consejistas y más recientemente el movimiento autónomo, quienes en sus postulados rechazan la dirección del partido, la institución del estado y abogan por la autogestión y la autonomía a todos los niveles.

Fuera de esto el movimiento libertario en su conjunto, sigue luchando a nivel individual y colectivo por la consecución de las mayores cuotas de libertad dentro de la vida social, el antiestatimos, antiautoritarismo, anticorporativismo, antimilitarismo, antisexismo, la antihomofobia y el antirracismo siguen siendo algunas de sus principales líneas de acción, y sus principales planteamientos tienen como base la autogestión, la autonomía, la igualdad de derechos entre sexos (y últimamente entre especies), el apoyo mutuo y la libre cooperación.

Por tal motivo lo libertario hoy como antes, sigue siendo antiautoritario.

Salud.

Eduardo Lemus
 
Flotando en el Vacío
Published in: on mayo 30, 2010 at 7:58 pm  Comentarios desactivados en Sobre lo libertario  
Tags:
A %d blogueros les gusta esto: