Nunca Más

Sabato por Andres Miguens

Y aquí estoy, un poco a destiempo, como casi siempre, en todo, en nada.

Mira que venir a caer en tiempos de tragedia con tintes de comedia barata, entre un beato y un mito demoniaco, que tenía que morir como surgió. Tu muerte, ha sido así, un vuelo lento, silencioso, al infinito, pasando por entre el bullicio del espectáculo banal, que mantiene al individuo inmóvil y aplaudiendo su larga muerte, en vida.

Citando, como tú lo hiciste en su momento, a Manrique, esa frase que hoy retrata el momento, “Como se pasa la vida, como se viene la muerte, tan callando” recuerdo aquel otro momento, el del contacto con las palabras, con las ideas, con tú obra, que seguirá viva a pesar de la muerte.

En tus líneas, camine, como entre laberintos, corredores mentales que trascurrían de la luz a la más densa oscuridad, subiendo y bajando, del amor al odio, haciendo escala en la profundidad de la consciencia humana, pudiendo percibir por entre las enredaderas de esa naturaleza, la contradicción inherente al hombre y su eterno naufragio entre la belleza y el horror.

Prófugo de la militancia opresora, lograste percibir el engaño, anduviste por una ruta independiente, la tuya propia, hacia territorios libertarios, anarco-cristiano te autodenominaste, a la manera de Tolstoi, claro está, te opusiste a toda forma de dominación “El escritor debe levantarse contra todo oficialismo” dijiste, exploraste el horror de la barbarie militar y el dolor de las madres huérfanas de hijos, borrados por la mano de esa bestia uniformada, y tu voz se hizo escuchar, Nunca Más!

Ahora, en estos tiempos de despojos, has partido, llevando contigo tú historia, otra historia, posible, una que pariendo héroes, no logro esquivar el abismo, héroes que hoy solo son tumbas, por que los ciegos triunfaron y hoy por ciegos seguimos gobernados, pero alcanzaste a dejar el legado de tus ideas, de tu inconformismo y tu desesperación por crear un mundo mejor, e invocaste a los jóvenes, en la resistencia, advirtiendo que “El consumo no es un sustituto del paraíso” que era necesario reconsiderar su posición ante los seres vivos y la naturaleza, para así avanzar resistiendo, a la aplastante maquinaria tecnológica y consumista que nos sierra los caminos, y que tendrán que ser recuperados y rehechos, sin lugar a duda.

Este no es un tributo, ni una despedida, solo un hasta luego y un recordatorio personal de la tarea pendiente.

Salud Ernesto Sabato.

Eduardo Lemus
5-May-2011
Flotando en el vacío
Anuncios
Published in: on mayo 5, 2011 at 11:23 pm  Comentarios desactivados en Nunca Más  
Tags:

¡Basta de Sangre!

Para no seguir muriendo, aturdidos de silencio, silencio en el bullicio, bullicio de indiferencia.  
Guadalajara Jal. 4 de Febrero 2011.
4-Feb-2011
Published in: on febrero 4, 2011 at 10:25 pm  Comentarios desactivados en ¡Basta de Sangre!  
Tags:

La muerte nos deja ciegos y mudos

 

La muerte ha querido investir su refugio de cordura o se quiso asesorar para comprender al ser humano, o quizá, acaso, se ha querido sentir abrigada por la solidaridad, rodeada de aquellos que han amado y con el amor sufrido, con la tragedia humana. Para así sentir que siendo muerte vive, en un momento en que la muerte misma, esta tan devaluada, que cualquiera te la proporciona a la vuelta de la esquina, sin mediar la menor razón. 

 Y se cargó a Benedetti, a Zinn, a los activistas de la flotilla por la libertad, ayer a Saramago y hoy a Monsiváis. 

Sin duda hoy, la muerte, nos deja ciegos y mudos en tiempos de oscuridad.

(E. Lemus)

 
Flotando en el vacío
Published in: on junio 19, 2010 at 7:41 pm  Comentarios desactivados en La muerte nos deja ciegos y mudos  
Tags:

el 28 de mayo, tampoco se olvida

 

Aquel 28 de mayo de 2004, hoy hace 6 años ya,
la cumbre ALCUE en Guadalajara, la tercera para ser preciso,
ocasión como pocas para hacernos escuchar, de que sepan que existimos
que somos aquellos que les han cedido el poder, el poder que pertenece a cada quien.
Desde meses antes ya esperábamos con impaciencia la fecha, el 28 de mayo marcado,
en la agenda, el calendario, la libreta, en la memoria pues, y en la memoria sigue,
marchamos al ritmo de fiesta en contingentes multicolores,
cada uno era un mundo, y muchos mundos caminamos como uno solo,
mi contingente era negro, también los había rojos, verdes, amarillos, el arcoíris también,
caminamos la avenida en sentido contrario al habitual,
era pues un día especial, como ya lo dije antes, una buena oportunidad,
llegamos al primer cuadro de la ciudad ya empezando a atardecer,
el acceso a la sede de la reunión estaba bloqueado muchas cuadras antes,
la policía tras las vallas flanqueados por la prensa, y a sus espaldas la catedral,
bonito cuadro ¿no? Para venir a topar,
empezaron los empujones, los garrotazos, algunos grupos que no habíamos visto marchar,
podrían ser de la otra marcha, pero no, tampoco eran,
en fin no había de otra, se debía intentar pasar, teníamos mucho que decir,
ellos, los gobernantes, tenían que saber que la gente, la que padece, obedece, y pone en práctica lo que ellos firman,
también quería opinar, preguntar, por qué no preguntan antes, a nosotros, a esta gente,
si pensamos que está bien lo que comprometen con sus acuerdos,
en fin había muchas cosas que decir, pero nos hicieron callar.
 
La lluvia empezó a caer junto con la tarde, y el cerco policiaco se empezó a estrechar contra nosotros,
Hicimos vallas humanas, la de nosotros, la negra, en torno al grueso de la manifestación,
y del otro lado, otra impidiendo el paso a la zona del enfrentamiento,
¿El enfrentamiento? Decían que eran los anarquistas, pero los anarkos estaban haciendo valla,
y el imbécil líder moral del tianguis cultural, decía a un grupo de anarquistas del D.F. que querían pasar,
ustedes son anarquistas, ustedes verán si se arriesgan,
-¡Tarado!-
La policía cargo, en un momento termine fuera de la revuelta a espaldas de los cuicos,
y hacia ese lado empezó el desfile de cráneos rotos, de rostros sangrando,
llorando, arrastrando pendiendo de los gendarmes,
gritamos desde su espalda, reclamamos, nos desgañitamos pero no sirvió de nada,
corrí para rodear la cuadra y salir de frente a la escena principal,
me uní a la carrera entre una nube de gas,
me decía un buen amigo, el adoquín, hay que desprender el adoquín,
pero el adoquín ya era tinto y la lluvia continuaba, y se llevaba con ella la sangre,
limpiaba el rastro y disimulaba el llanto,
Frente a nuestros ojos, un grupo rompía los cristales de los bancos,
y la policía montada –bestia sobre bestia- observaba,
la noche ya había caído, y quienes rompían los vidrios no parecían preocupados,
mientras tanto se había desatado la redada, en otras calles, en los bares, en los camiones
y continúo hasta la madrugada.
 
Fue desmedida la violencia utilizada para con los detenidos,
una venganza feroz,
y después ya en los separos,
la tortura, el acoso, la humillación extrema,
aquí, no hay derechos humanos decían,
mas de cien detenidos, muchos ni siquiera habían pensado en manifestarse,
es más, ni idea tenían de la causa de la manifestación, simplemente habían ido al centro de la ciudad.
 
Al día siguiente empezaba otra lucha, por la liberación de los presos,
y esa fue otra experiencia, la de la solidaridad, el trabajo extra, el plantón, la divulgación en los foros, en cualquier lugar que nos abriera las puertas,
los eventos para recaudar fondos, los músicos solidarios, el reconocimiento mutuo de los diferentes grupos, con nuestras diferentes voces,
y es ahí en donde la marca ahonda en nuestra conciencia, en el corazón,
y fue en eso, que ese vínculo, el que iniciara en la marcha, en las vallas,
sellara en la lucha posterior, en el enfrentamiento ante la cerrazón tozuda de un gobernador mediocre, que como único logro cuenta, precisamente con este, el de la represión salvaje,
con la iglesia como legitimador morboso de la tortura inhumana,
casi cuatro años fueron en los que a cuentagotas, los presos fueron saliendo,
mucho tiempo por tener conciencia, por querer un cambio,
otro mundo, otra forma de vivir, por creer que escucharían,
por imaginar que con esto, voltearían a vernos por lo menos ese instante,
el que dura su reunión.

 

Eduardo Lemus
 
 
 

Flotando en el Vacío

Published in: on mayo 28, 2010 at 9:36 pm  Comentarios desactivados en el 28 de mayo, tampoco se olvida  
Tags:

No se puede ser neutral en un tren en movimiento.

Nunca más, decía el sobre en donde colocó sus medallas y documentos del servicio militar, después de haber observado la destrucción de las ciudades alemanas en que el mismo participo como piloto del ejército norteamericano, decidiendo de una vez y para siempre oponerse a la guerra.

Activista y catedrático, apoyó al movimiento por los Derechos Civiles, se opuso a la guerra de Vietnam y a todas las demás, siempre incondicionalmente como lo hizo también en apoyo de todo aquel movimiento que le pareciese justo, buscando motivar en todo momento la acción desde la base, desde abajo, desde la vida cotidiana de la gente común como motor de transformación, siempre con un mundo mejor en el horizonte.

La creación de otras condiciones tanto sociales como personales, la oposición a toda forma de opresión del signo que esta fuera, abandonar la seguridad del silencio, fueron siempre constantes en su trabajo buscando coadyuvar desde donde fuese que él estuviera sin escatimar esfuerzos, ya que como decía, no se puede ser neutral en un tren en movimiento. En fin un luchador social coherente y honesto para quien los medios no podían estar separados de los fines, es decir no se podría jamás, alcanzar la justicia por medios injustos.

Howard Zinn a muerto a los 87 años el pasado 27 de enero, y el mejor homenaje que podemos hacerle es la desobediencia, como él lo dijo, el problema no es la Desobediencia Civil sino, la Obediencia, y es esta, -la desobediencia- factor fundamental para la consecución de nuestros derechos, ya que los derechos nadie nos los ha dado, siempre han sido conquistados. Instó a no dejarnos engañar por el discurso del poder, ni por el argumento de la mayoría, ya que la mayoría también puede -y ha sucedido en muchas ocasiones-, estar equivocada. De principios antiautoritarios, sabía que “quienes ejercen el poder pueden tolerar las ideas progresistas, pueden tolerar las ideas que aboguen por reformas, pero no pueden tolerar la idea de que no haya Estado”1, y el Estado es el principal enemigo de toda libertad.

Eduardo Lemus

1- Entrevista con Ziga Vodovnik publicada en www.alasbarricadas.org

FlFlotando en el Vacío

Published in: on enero 28, 2010 at 10:51 pm  Comentarios desactivados en No se puede ser neutral en un tren en movimiento.  
Tags:

Y después, NADA!

La memoria hoy es silencio y en silencio recordamos, el dolor tocando el fondo y la impotencia de ser nada, el llanto, el grito, la bota militar sobre la plaza, la suplica inaudible, los labios muertos, la angustia por quien no regresa a casa, los pasos de esperanza que marcharon no volvieron a poblar la noche en calma, y sin saber cual fue el delito en prisión buscar su cara, cuerpos muertos por respuesta y en algunos casos nada. Hoy ya esto solo es memoria y la memoria esta ultrajada, su dolor, sus esperanzas, su martirio y después nada.

A la memoria de los caídos el 2 de Octubre de 1968.

Eduardo Lemus

Flotando en el vacío2-Oct-2009

Published in: on octubre 25, 2009 at 11:53 pm  Comentarios desactivados en Y después, NADA!  

1968: 30 años

La generación  del 68 y más concretamente de la década de los 60’s, fue una generación animada por un deseo de cambio, de transformación de las estructuras caducas del “establishment”. En ésta década, la juventud y especialmente el estudiantado llegó a una especie de maduración sociopolítica, cuya eclosión es motivada por las más diversas causas relacionadas con factores de índole socio-educacionales principalmente; una especie de escusa para el accionar de la revolución. Fue en ésta generación cuando se gestan toda una serie de situaciones que en lo sucesivo repercutirán en la vida política y social de casi todo el mundo, la conciencia ecologista, la relación intrafamiliar, el feminismo, la autogestión, entre otros.

 

Los movimientos estudiantiles surgidos a nivel internacional en estos años, aunque con sus demandas específicas según el lugar, siempre tuvieron un cierto vínculo, un hilo conductor que los ligaba: la invasión a Vietnam, la libertad de expresión y las reformas académicas por nombrar algunos factores en común; esto provocó una enorme solidaridad e interrelación entre el estudiantado mundial.

 

De ésta década el año más significativo fue 1968 por los diversos sucesos y movimientos que hicieron irrupción en el acontecer cotidiano de varios países.

 

En los Estados Unidos la agitación llegó a dimensiones gigantescas, el movimiento de los negros está en su mayor esplendor, a Chicago llegan los días de la ira, se proclama el Black Power, surgen las Panteras Negras y es asesinado Martín Luther King principal inspirador del Movimiento por los Derechos Civiles durante toda la década. Surgen los primeros brotes del feminismo radical, el movimiento homosexual, los hippies y los Yippis conmocionan a la sociedad conservadora. La oposición a la guerra de Vietnam cobra proporciones insospechadas: las marchas, los eventos y los disturbios en oposición se multiplican, no sólo en los E.U. sino en todo el mundo, los estudiantes salen a las calles y toman las universidades, ondean la bandera del Viet-Cong, la roja socialista y la negra anarquista. Se multiplican las huelgas estudiantiles y la policía y el ejército intervienen en las instalaciones universitarias, Columbia, Berkeley, Connecticut, en todos lados el mismo clamor “detener la máquina”. La rebelión estudiantil comenzada en 1964 en Berkeley cuando los estudiantes deciden tomar el Sproul Hall de la universidad, está en crecimiento constante y no aminora a pesar de la represión estatal y así continúa hasta principios de la siguiente década. Cuando en la Universidad de Kent, Ohio, el ejército cargó contra los estudiantes asesinando a cuatro, de nuevo mayo y las barricadas.

 

El movimiento estudiantil en Alemania estuvo ligado a la Universidad Libre de Berlín. Su larga lucha por la libertad de expresión dentro de las instalaciones universitarias (como en Berkeley), y sus demandas de reformas, van cobrando cada vez más tintes radicales. En 1968 los sucesos se desbordan cuando un joven de extrema derecha dispara a la cabeza de Rudi Dutchke, los estudiantes toman el Berlín Occidental y arremeten contra el imperio Springer, propietario de los principales periódicos alemanes, estos sucesos  son similares a la primera explosión masiva: cuando el 2 de Junio de 1967 en una manifestación frente a la Gran Ópera Alemana un grupo de estudiantes que protestaban contra el Sha de Persia, fue brutalmente reprimida muriendo un estudiante de 26 años a manos de la policía. El movimiento de 1968 culminó con la creación del Club Republicano, principal organización extraparlamentaria y la Universidad Crítica. Muchos jóvenes se radicalizaron y pasaron a formar parte de grupos armados.

 

Los estudiantes italianos atacaron las universidades, ocuparon los edificios y se enfrentaron a la policía en las calles. De Turín a Roma la rebelión se generalizó. Y se solidarizaron con las protestas contra la guerra en Vietnam, contra las armas biológicas y rechazaron la mala organización educativa. Al igual que en otras partes su rechazo eran contra lo establecido fuera de izquierda o derecha, “abajo el imperialismo ruso y norteamericano” decía una bandera colocada en la Universidad de Roma. Las universidades fueron tomadas trayendo como resultado la consabida represión y su respuesta violenta por parte del estudiantado.

 

La revuelta estudiantil también alcanzó a Inglaterra, comenzó con la ocupación de la Escuela Londinense de Economía, por los estudiantes. Durante 1967 y 1968 en 23 escuelas y universidades hubo ocupaciones y huelgas, manifestaciones contra la guerra de Vietnam, en apoyo a los trabajadores y por las condiciones poco satisfactorias de la educación.

 

Sin duda uno de los países emblemáticos de ese 1968 es Francia. El movimiento surge a la luz de las demandas por reformas al sistema educativo dentro de las universidades. El 22 de Marzo más de cien estudiantes ocupan las instalaciones administrativas de la facultad de Nanterre a raíz de la detención de seis militantes de izquierda, el conflicto se extiende a la Sorbona. La Sorbona se subleva y el movimiento se generaliza. Los estudiantes buscan vincular sus demandas a las de los obreros. Los enfrentamientos con la policía van en aumento y sobreviene la noche de las barricadas, el viernes 10 de Mayo la tensión llega a su máximo nivel, la policía logra desviar la manifestación estudiantil haciéndolos retroceder hacia el barrio latino hasta las cercanías de la Sorbona que se encontraba ocupada. Los estudiantes no podían aceptar retroceder en sus propios terrenos. La manifestación se disolvió y “los manifestantes se dispersaron”. De pronto, espontáneamente las barricadas empezaron a levantarse, más de 60 en unas cuantas horas. Alzaron las losas del pavimento y las apilaron, desprendieron rejas y tapas de alcantarillas, derribaron árboles y volcaron automóviles. Y sobrevino el enfrentamiento, los estudiantes repelieron el ataque con piedras y cocteles molotov e incendiaron algunos autos y camiones para hacer las barricadas aún más impenetrables. Luego de la larga batalla que duro toda la noche, los policías antimotines surgieron ensangrentadamente victoriosos. El resultado, cientos de heridos y cientos de detenidos. A raíz de estos acontecimientos, grandes masas de diversos sectores sociales se unen al clamor de la protesta. A finales de Mayo 10 millones de obreros se encontraban en huelga “la huelga general más grande de la historia”, unidos a los grupos estudiantiles (enragés, anarquistas, situacionistas, trotskistas, etc.). el movimiento hizo tambalear al poder, pero los conflictos internos entre grupos y la traición del Partido Comunista (como siempre) al ordenar la retirada de sus contingentes, provocó el debilitamiento y la posterior disolución del movimiento.

 

Los estudiantes japoneses, aglutinados en torno al Zangakuren surgido después de la Segunda Guerra Mundial, también tomaron sus universidades, principalmente se pretendió enviarlos a la guerra de Vietnam, en sus manifestaciones se notaba un especial repudio antinorteamericano. Exigían “democracia directa” y “acción directa”. Más de 90 universidades tuvieron que conceder, por primera vez, los derechos de participación que los estudiantes reclamaron.

 

1968 fue el año, también, en que fue sofocada la Primavera de Praga, movimiento surgido dentro del imperio comunista. En Checoslovaquia, el 21 de Agosto, hacen irrupción los tanques del pacto de Varsovia y toman por asalto las calles. El movimiento que sólo pretendía reformas fue fuertemente reprimido, mucha gente en occidente vio por fin lo que en realidad constituía al imperio rojo.

 

No se puede dejar de mencionar la enorme influencia que ejercieron sobre el movimiento juvenil mundial, “principalmente en E.U. y Alemania”, los Provos Holandeses, movimiento dotado de una estupenda creatividad y originalidad, una especie de neodadaístas con deseos de transformar la sociedad con su actitud antiautoritaria y antiarmamentista. Aunque el movimiento fue disuelto en 1967, el espíritu Provo prevaleció volviéndose a manifestar en la década de los 70’s con el nombre de Kabouters.

 

En América Latina la situación no fue muy diferente. Prácticamente no hubo país en que no surgiera un movimiento de impugnación y demanda de cambios estructurales dentro de las universidades. Esto aunado a las diversas agrupaciones guerrilleras que emergieron bajo la influencia de la revolución cubana. El estudiantado fue protagonista principal de los movimientos por la transformación social en Argentina, Brasil, Colombia y Perú. En Uruguay el 1º de Mayo de 1968, una manifestación obrera fue fuertemente reprimida por la policía, generándose un enfrentamiento. En los días posteriores se produce una solidaridad estudiantil para con los obreros, desencadenando más manifestaciones y tomas de facultades y liceos, lo cual desató una sangrienta represión resultando incontables detenciones y centenares de heridos y desaparecidos durante los siguientes cinco años de lucha ininterrumpida.

 

En México el movimiento estudiantil tiene antecedentes de resonancia a partir de la segunda mitad de la década de los 50’s. en 1956 se desarrolló un movimiento estudiantil de grandes proporciones en demanda de mejoras a los servicios escolares para los estudiantes, especialmente los de bajos recursos, este movimiento adquirió carácter nacional y trajo como resultado la intervención del ejército dentro de las instalaciones del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en donde se mantuvo durante dos años. Posteriormente, en 1958, se lleva a cabo el “movimiento de los camiones”, surgido a raíz del alza en el costo del transporte público. Los estudiantes, que en este tiempo estaban fuertemente influidos por las luchas gremiales de telegrafistas, electricistas, telefonistas y ferrocarrileros, secuestran algunos camiones y los encierran en los patios de Ciudad Universitaria. El movimiento crece a raíz de que un estudiante es atropellado y gente de diversos sectores populares se une a las manifestaciones desarrollándose numerosos enfrentamientos, el ejército tomó la ciudad y el movimiento se desintegra.

 

Desde el comienzo de la década de los 60’s se registran brotes estudiantiles en diferentes partes del país, En 1960 estalla una huelga en la Universidad Michoacana en la cual salieron triunfantes los estudiantes. Otra huelga se registra en la Escuela Nacional de Maestros en apoyo al SNTE. Y en Octubre de ese mismo año, una huelga en la Universidad de Guerrero se convirtió en revuelta civil con la participación de otras capas de la población, desembocando en una masacre y trayendo consigo la destitución del gobernador del estado.

 

Los movimientos estudiantiles durante toda esta década se suceden uno tras otro con características similares y con diferentes resultados. Puebla, Chihuahua, Sinaloa y Michoacán los estudiantes se enfrentan a las autoridades en defensa de sus demandas.

 

De los movimientos surgidos en estos períodos hay algunos que por su magnitud adquieren especial relevancia. En 1965 sale a la luz pública la lucha que desde tiempo atrás venían desarrollando los estudiantes de medicina, internos y residentes de hospitales en demanda de mejores condiciones de trabajo y contra la mala organización de los servicios de salud del país. Prácticamente todas las escuelas de medicina del país se declararon en huelga y varias escuelas y facultades de la Universidad Autónoma de México (UNAM) -economía, ciencias políticas, ciencias-, se solidarizaron con los estudiantes de medicina, Finalmente el gobierno decidió reprimir el movimiento. Ese mismo año se llevan a cabo demostraciones en contra de la invasión norteamericana a la República Dominicana, y en apoyo al pueblo de Vietnam, teniendo como respuesta la represión. El 23 de septiembre la guerrilla comandada por Arturo Gamiz y Pablo Gómez atacan el cuartel militar de Madera, Chihuahua, muriendo ambos en la acción.

 

1966 fue un año activo en este sentido, en Ciudad Universitaria es dinamitada la estatua del expresidente Miguel Alemán fundador de dicho campus, se responsabiliza al grupo Movimiento de Izquierda Revolucionaria. Estalla una huelga en la Universidad Michoacana en protesta por el asesinato de un estudiante, la protesta encontró eco en todos los sectores. El 8 de Octubre la tropa cargó contra un mitin estudiantil y luego ocupó las instalaciones universitarias. Nuevamente en la Universidad de Guerrero vuelve a surgir la lucha de los estudiantes contra el grupo que controla la universidad, y nuevamente los estudiantes son derrotados. En Durango los estudiantes de la Universidad Juárez ocupan las instalaciones de la Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, con la demanda de que el cerro en que estaba ubicada fuera explotado en beneficio del pueblo de Durango. En la capital los alumnos de la Facultad de economía y de la Escuela Nacional Preparatoria de la UNAM tomaron por asalto el edificio de rectoría y obligaron a renunciar al Dr. Ignacio Chávez, protesta contra su reelección y contra el autoritarismo dentro de la universidad. En la Universidad Autónoma de Sinaloa los estudiantes se lanzaron a una huelga general exigiendo la destitución del rector y algunas reformas orgánicas, el rector renuncia.

 

En 1967 el ejército volvería a intervenir en una universidad, en este caso, la Universidad de Sonora. El 29 de Marzo es declarada la huelga general y los estudiantes levantan la demanda de “desaparición de poderes en el estado”. La huelga se prolonga durante todo Abril y finalmente, después de nuevos brotes de violencia con la participación de sectores populares, el ejército intervino y ocupó la universidad, aplastando de esta manera el movimiento. Entre Mayo y Julio de ese año tuvo lugar un movimiento de carácter nacional, la huelga nacional de apoyo a los estudiantes de la Escuela Superior de Agricultura Hermanos Escobar de Ciudad Juárez, Chih., que protestaban por el autoritarismo impuesto por los propietarios de esa institución privada y en demanda de la “federación” de la escuela. Del 8 de Mayo al 15 de Julio la huelga incorporó a 70 mil1 estudiantes de todo el país, con la participación del IPN, la Escuela Nacional de Agricultura (Chapingo), las escuelas de agricultura de todo el país, las normales rurales, la Normal Superior, etc. La lucha fue organizada por medio de un Consejo Nacional de Huelga y Solidaridad. Debido al vigor del movimiento el ejército no intervino. Finalmente, luego de múltiples querellas burocráticas, las autoridades cedieron a la petición estudiantil y fue creada una nueva escuela de agricultura adherida a la Universidad de Chihuahua. En Puebla se registraron disturbios estudiantiles en los que resultaron decenas de lesionados. En este año Lucio Cabañas se refugia en la sierra, tal como lo había hecho en 1961 Genaro Vázquez debido a la represión gubernamental.

 

En Enero 1968, se suscitó en la UNAM un conflicto en el que chocaron los estudiantes socialistas y liberales contra el fascista Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO), del cual salieron derrotados los fascistas. En Febrero el ejército irrumpió la “Marcha por la Ruta de la Libertad” convocada por la Central Nacional de Estudiantes Democráticos (CNED) y en el que participaban estudiantes de varias partes del país. Estallan conflictos estudiantiles en Tabasco, Puebla y otros estados. En Nuevo León, el Movimiento Estudiantil Profesional MEP) de formación católica, organiza una huelga en el Tecnológico de Monterrey, que trae como consecuencia la represión violenta, esta represión radicaliza a algunos participantes y más tarde pasan a formar parte de grupos armados2. El 9 de Julio estudiantes de la UNAM secuestran 32 autobuses exigiendo la indemnización de una maestra que perdió su brazo al ser arrollada.

 

El viernes 26 de Julio se llevan a cabo dos manifestaciones: una organizada por la oficialista Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) en protesta por la intervención violenta de un grupo de policías en la Vocacional 5, a raíz de un pleito entre estudiantes tres días antes; la otra organizada por la CNED y otras organizaciones de izquierda para conmemorar el aniversario de la revolución cubana. La primer manifestación llega hasta el casco de Santo Tomás, donde un grupo de estudiantes invitó a los presentes a trasladarse al Zócalo con el objeto de hacer más patente su protesta y unirse a la otra manifestación. Se conducían hacia el Zócalo cuando, antes de llegar, se suscita un enfrentamiento con la policía. La lucha se generaliza por todo el primer cuadro de la capital. El enfrentamiento deja como resultado varios estudiantes detenidos y heridos.

 

A partir del 27 de Julio la tensión y la inconformidad aumentan, el 28 se reúne por primera vez el Comité Coordinador de Huelga del IPN con representantes de varias escuelas de la UNAM y redactan una lista de demandas, un esbozo de lo que más tarde sería el pliego petitorio. Mientras tanto, las manifestaciones y los actos de protesta continúan, son secuestrados camiones y tomadas varias escuelas declarándose en paro indefinido.

 

A primera hora del día 30 y después de largos y violentos choques entre estudiantes y granaderos, el ejército interviene destruyendo con un disparo de bazuca la puerta de la preparatoria de San Idelfonso en donde se encontraban atrincherados los estudiantes. El ejercito toma las preparatorias 2, 3 y 5 de la UNAM y la vocacional 5 del IPN, por la tarde la vocacional 7 en Tlatelolco.

 

El jueves 1 de Agosto se realiza una gigantesca marcha encabezada por el rector de la UNAM Javier Barros Sierra, en protesta por los estudiantes caídos y la violación a la autonomía universitaria. Desde Guadalajara, el presidente de la república declara: “una mano esta tendida; los mexicanos dirán si esa mano se queda tendida en el aire” y califica al movimiento estudiantil como “algaradas sin importancia”.

 

En los siguientes días la actividad estudiantil se vuelve más intensa, en el IPN se forma el Comité de Profesores Pro Libertades Democráticas, se da a conocer por primera vez el pliego petitorio. Se forma el Consejo Nacional de Huelga (CNH). El día 13 se realiza la primera gran manifestación al Zócalo con la participación de 150 mil personas. Se integra la Alianza de Intelectuales, Escritores y Artistas, y se forman las brigadas de información realizando mítines relámpago por toda la ciudad.

 

El 22 de Agosto, el gobierno, por conducto de la Secretaría de Gobernación propone un “diálogo franco y sereno”. El CNH pide que sea público y que el gobierno designe a “los funcionarios que considere competentes”.

 

El martes 27 se efectúa una gran manifestación a la que acuden 300 mil personas, la cual culmina en el Zócalo, luego de ésta, la cual transcurre sin incidentes, Sócrates Campos Lemus del FNET propone que el dialogo público se realice ahí. Cerca de 15 mil estudiantes deciden permanecer en el Zócalo formando guardia. Es izada una bandera rojinegra en el asta del Zócalo. A la una de la madrugada del miércoles 28, fuerzas del ejército, de la policía y de los bomberos desalojan la plaza. Por la tarde, numerosos burócratas son llevados al Zócalo para un acto organizado por las autoridades en desagravio a la bandera, las consignas de los burócratas se vuelven a favor de los estudiantes y en contra del gobierno, la concentración es desbaratada violentamente con la intervención del ejército desatándose una balacera.

 

La represión se agudiza, los estudiantes son duramente reprimidos, las Vocacionales 4 y 7 son objeto de ataques con armas de alto poder, el 29 una manifestación de protesta es impedida por el ejército. El 9 de Septiembre el rector hace un llamado para regresar a clases, el CNH decide continuar el paro. El 13 se realiza la Manifestación del Silencio. Se calculan en 250 mil personas participantes.

 

El ejército invade Ciudad Universitaria el 18 de Septiembre. Se producen choques violentos, entre estudiantes y policías. La actividad de las brigadas estudiantiles continúa. El ejército entra al casco de Santo Tomás después de una larga y dura batalla, cosa que no habían conseguido los policías. Hay numerosos muertos, heridos y detenciones.

 

El martes 1º de Octubre el CNH reitera su decisión de no regresar a clases y se convoca a un mitin para el día siguiente en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco. El ejército sale de la UNAM.

 

A las 15:30 hrs. del miércoles 2 de Octubre se inicia el mitin convocado por el CNH. En la plaza se encuentran 10 mil personas, entre las que se encontraban ferrocarrileros, amas de casa, electricistas, comerciantes, estudiantes, niños y periodistas. A las 18:30 hrs. un helicóptero que sobrevolaba la plaza arroja una bengala. Sin nadie imaginarlo, los miles de soldados que previamente habían bloqueado las salidas de la plaza y los hombres de guante blanco vestidos de civiles apostados en los edificios, empiezan a disparar armas de grueso calibre contra la gente indefensa, el fuego cruzado de los agentes del gobierno deja sembrada de muertos la plaza, mujeres, ancianos, niños, son alcanzados por las balas o atravesados por las bayonetas, un gran número de miembros del CNH son aprehendidos, los disparos se prolongan hasta la media noche, son registrados los departamentos de los edificios cercanos e infinidad de gente es arrestada y vejada, El número de muertos se desconoce, los desaparecidos suman cientos.

 

A partir de esta fecha el movimiento se ve fuertemente disminuido, la muerte y el miedo hacen su efecto, los gobernantes justifican la acción acusando al movimiento de haber estado manejado por extranjeros (como hoy lo dicen de Chiapas), de responder a intereses ajenos a los estudiantes y mostrando su temor de que éste fuera a estropear el curso de las olimpiadas, las cuales se desarrollaron bajo el emblema de la paz. El 4 de Diciembre los estudiantes vuelven a clases y el 6 el CNH queda disuelto.

 

Después de estos acontecimientos muchos protagonistas, ven como única solución la lucha armada y efectivamente en la etapa posterior hacen irrupción diversos grupos armados y varios brigadistas se desplazan hacia las zonas rurales, lo cual provoca el surgimiento de nuevos movimientos.

 

Una característica esencial de todos los movimientos gestados en ésta década a nivel internacional, fue su antiautoritarismo, su esencia libertaria, ya que en todos lados el movimiento rebasó cualquier estructura dirigentista que pretendiera darle dirección ideológica, la rebelión fue contra toda forma de imposición ya fuera ésta roja o blanca.

 

El 68 es recordado de diferentes maneras, para algunos es un bonito recuerdo de una época en que se vivió la esperanza del cambio, las posibilidades de la utopía, para otros queda un sabor amargo, una nostalgia por la ilusión y la esperanza de cambio sofocadas por el fuego del poder. Para algunos otros es una mera bandera, un carnet de identidad que sirve para pescar oportunidades en la mesa del poder y transformar la nostalgia en estampa folklórica y oficializar el recuerdo, sería una pena que esto pasara, tal como lo dice un participante: “sería catastrófico que un movimiento que fue subversivo, antiautoritario y contra el poder fuera ahora reconocido por el poder. Es decir, si el resultado de todo va a ser que el día de mañana estampen el nombre de los muertos como el de los Niños Héroes en una estatua, no habrá duda de que estamos muertos3.

 

Eduardo Lemus

 

 

1-       Guevara Niebla, Gilberto, La democracia en la calle, siglo XXI, 1988.
2-       Robles, Jorge y Luis Ángel Gómez, De la autonomía al corporativismo, Ediciones el Atajo, 1995.
3-       Entrevista a Joel Ortega Juárez, Asalto al Cielo, VV.AA. Editorial Océano, 1998.

 

 

Publicado en la revista MARGEN No.4, Agosto-Octubre de 1998.

Published in: on octubre 22, 2009 at 12:13 am  Comentarios desactivados en 1968: 30 años  
Tags:

Magonismo y Movimiento Indígena en México

Los pueblos Indios de México cuentan con una larga trayectoria de luchas contra la opresión y la marginación a que se les ha sometido, a partir de la llegada española.

 

El Magonismo como precursor de la lucha revolucionaria de 1910 y como la corriente más radical dentro de la misma, fue el movimiento que contaba con el programa más amplio y completo, con propuestas y objetivos que tenían relación con todos los sectores de la sociedad, y son los pueblos indígenas, uno de los sectores con quienes más relación tuvieron los diferentes elementos del Magonismo que pregonaban los programas y manifiestos del PLM por todo el país.

 

La relación de los libertarios magonistas, con los pueblos Indios y sus reclamos no tuvo límites, desde los Yaquis de Sonora a los Mayas de Yucatán participaron con ellos en proyectos y revueltas, aún antes del estallido de la revolución.

 

La lucha por la autonomía ha sido una constante dentro de las luchas de estos pueblos desde tiempos ancestrales, ya en 1660-61 en Tehuantepec Oaxaca, se levantaron los pueblos contra la corona española; sin embargo esto lejos de ser cosa del pasado, hoy en día los indígenas siguen luchando por esa autonomía a que tienen derecho y les ha sido negada; prueba de ello es la lucha Zapatista.

 

En este libro J. Carlos Beas, Manuel Ballesteros y Benjamín Maldonado, describen ese período en que el Magonismo como movimiento beligerante logró penetrar hasta lo más profundo de la conciencia de la sociedad mexicana e influir en sus demandas.

 

Magonismo y Movimiento Indígena en México, ha sido reeditado por varias organizaciones, como UCIZONI, CEACATL, El Centro Cultural Libertario “Ricardo Flores Magón”, CAMPO, entre otros, en el marco del Año Ciudadano “Ricardo Flores Magón” (21-Nov-97 a 16-Sep-98), con nuevos datos y aportaciones para la investigación del movimiento Magonista.

 

Eduardo Lemus

 

Publicado en la Revista MARGEN No.3, Mayo-Julio de 1998.

Published in: on octubre 22, 2009 at 12:08 am  Comentarios desactivados en Magonismo y Movimiento Indígena en México  
Tags:

Cornelius Castoriadis

Pensador excepcional, que fuera eterno crítico del conformismo, y opositor a todo tipo de opresión.

Cornelius Castoriadis nació en 1922 en Atenas, Grecia. Estudió derecho, economía política y filosofía, en su juventud vivió la dictadura de Metaxas, la ocupación fascista de Grecia y el intento comunista de toma del poder en 1944. Militó en el Partido Comunista Griego, posteriormente ingresó en el movimiento trotskista, rompiendo mas tarde en 1948. Perseguido en Grecia llegó a París en donde fundó “Socialismo o Barbarie” (1949-1965), publicación difusora de un socialismo independiente, autónomo y libertario. El grupo animador de SOB llegó a tener gran influencia en el medio intelectual y social, constituyéndose como un punto de referencia obligado en el análisis social.

Castoriadis participó como economista en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), fue director de la escuela de Estudios Superiores de Ciencias Sociales de París y ejerció el psicoanálisis.

En su extensa obra, concentró sus esfuerzos en explorar las posibilidades de la democracia directa y la autonomía de los pueblos, denunció el peligro de la representatividad y el ejercicio del poder por parte de élites profesionales en mandar. Crítico constante del centralismo y totalitarismo del llamado comunismo real; y opositor a la barbarie y creciente deshumanización del sistema de mercado (capitalismo salvaje); propuso como medio para la libertad la creatividad constante, como motor de la acción autónoma del pueblo, el cuestionamiento de los mecanismos sociales institucionales, puesto que todo lo que se oficializa entra sin remedio en un proceso de descomposición y distorsión.

Entre sus principales obras se encuentran: La sociedad burocrática, La experiencia del movimiento obrero, La institución imaginaria de la sociedad, Ante la guerra, Los dominios del hombre –las encrucijadas del laberinto, De la ecología a la autonomía y El mundo fragmentado.

Castoriadis murió el pasado 26 de Diciembre a los 75 años.

Eduardo Lemus

Revista MARGEN No.1, Enero-Febrero de 1998.

Published in: on octubre 18, 2009 at 4:18 pm  Comentarios desactivados en Cornelius Castoriadis  
Tags:

ANGEL J. CAPELLETI

A CASI UN AÑO DE SU MUERTE

El próximo 25 de Noviembre, se cumplirá un año de la desaparición física de quien fuera, el estudioso que más ha contribuido a la investigación y difusión del movimiento e ideas libertarias, en los medios de habla hispana, de los últimos tiempos.

 

Ángel J. Cappelleti murió a la edad de 68 años, en Rosario Argentina, víctima de cáncer.

 

Recibió el doctorado en filosofía por la Universidad Nacional de Buenos Aires, en 1954; emigro a Venezuela tras la instauración de la dictadura de Oganía en Argentina, radicando más de 20 años en este país, en donde cosechara reconocimientos públicos por su labor docente, ejerció la docencia en Historia de la Filosofía, Lógica, Sociología e Historia de las Ideas Políticas a nivel internacional, fue catedrático especialmente en Mérida y Caracas en donde ocupó el cargo de Director del departamento de Filosofía, de la Universidad Simón Bolívar. Capelleti, supo compartir su gran espíritu investigador, entre la filosofía antigua y su excepcional labor como escritor, ensayista e incansable propagador de las ideas libertarias, de las que en repetidas ocasiones comentó el olvido en que habían caído, ya que, “son muy escasos los cultores de las ciencias sociales que se han tomado el trabajo de leer hoy a Proudhon o a Kropotkin”.1

 

Fue esencialmente un estudioso solitario, aun que nunca negó su apoyo incondicional a colectivos y agrupaciones libertarias, abogando siempre por un ideal antiautoritario, llegando a convertirse él mismo en una especie de humanista libertario.

 

Regreso a la Argentina a principios de 1995, en donde recibió la noticia, de que le sería otorgado el Premio Nacional de Ensayo 1995 en Venezuela, apenas un día antes de su muerte.

 

Sus libros suman más de medio centenar, publicados en España y América Latina especialmente, además de centenares de artículos; entre sus obras publicadas se encuentran:

 

Utopías antiguas y modernas (1967)

El socialismo utópico (1968)

Cuatro filósofos de la alta edad media (1975)

La teoría Aristotélica de la visión (1977)

El pensamiento socialista (1978)

El pensamiento de Kropotkin (1978)

Ensayos sobre los atomistas Griegos (1979)

La teoría de la propiedad en Proudhon (1980)

La filosofía de Anaxagoras (1984)

La ideología Anarquista (1985)

La filosofía de Heráclito y Efeso (1966)

Abelardo (1967)

Introducción a Codillac (1974)

Ferrer y Guardia y la pedagogía libertaria (1978)

Malatesta idealismo ético y socialismo (1990)

Hechos y figuras del anarquismo latinoamericano (1991).

 

Eduardo Lemus

 

1- Capelleti Ángel J., La teoría de la propiedad en Proudhon, Ediciones de la piqueta, Editores Mexicanos Unidos, México (1980)

 

Publicado en la revista GERMEN, año 1, No.3, 1996

Published in: on octubre 17, 2009 at 9:59 pm  Comentarios desactivados en ANGEL J. CAPELLETI  
Tags: