Reprimen a La Comuna

La persecución constante de que son objeto los punks de Guadalajara, por parte de la policía, es cada vez más aguda. El sábado 27 de junio pasado por la tarde, un grupo de 20 policías disolvieron una reunión de trabajo del Comité Civil de Dialogo del FZLN “Guadalajara la Social” y “La Comuna Libertaria”, ambos formados por punks. Los uniformados los agredieron primero verbalmente y luego físicamente resultando lesionados los compañeros Alejandro Arias y Edgar Pantoja los cuales fueron detenidos y liberados después de dos horas tras de pagar una fianza de 150 pesos. Fueron apoyados y asesorados por las personas de Alianza Cívica y del FZLN. Al día siguiente se levanto un acta, y a la semana siguiente fue enviada una carta por parte de la Comisión de Derechos Humanos y posteriormente una segunda carta en donde se informa que se le da seguimiento al caso y se investiga el nombre de los policías.

Esta no es la primera vez que los punks son víctimas de la represión, ya en anteriores ocasiones se había pretendido, por parte de la policía, retirarlos de plazas y jardines públicos con el argumento de que son “espacios familiares”, pero aunque se comprueba que no se encuentran ingiriendo alcohol, consumiendo droga, ni bajo los efectos de éstos, los gendarmes insisten en su hostigamiento.

En la actualidad los compañeros preparan una serie de acciones en protesta por la brutalidad policiaca y en defensa de su libertad de reunión y expresión.

Eduardo Lemus.

Publicado en la Revista MARGEN No. 4, Agosto-Octubre de 1998. (No somos nada)
Anuncios
Published in: on octubre 25, 2009 at 7:33 pm  Comentarios desactivados en Reprimen a La Comuna  
Tags:

En estos días

Los días que transcurren nos dan señales del gran absurdo en que vivimos, la dictadura del absurdo nos somete y nos conduce por sus absurdos caminos, en esta mundo en que el bueno es malo y viceversa, el mundo al revés –diría Galeano- en que se libera al asesino y se encarcela al humanista, en que se admira al déspota y se desprecia al noble. Estos tiempos de que se habla, llevan y traen los desvaríos de esta humanidad que a pesar de tanto golpe,  tanto dolor y tanta sangre, no acaba de escarmentar y vuelve a dar paso a sus verdugos, a sus cautores, a sus canallas. Han liberado a Pinochet por razones humanitarias y preparan su bienvenida con un congreso internacional nazi (Chile, abril del 2000), en Austria la extrema derecha llega al poder (Heil Haider), en España el racismo explota contra los inmigrantes magrebíes y ¡oh! Sorpresa éstos son arrestados por provocar su propia paliza; también acá se cuecen habas, los estudiantes que han reclamado su derecho a la educación y se han negado a someterse a los caprichos del capital, son apresados y acusados de terroristas (y tal vez si lo sean, es motivo de terror para los poderosos ver dudar de sus doctrinas y disentir de sus designios), y aquí, esta ciudad tan recatada, nos vuelve a dar en la jeta con su recato, celebrando un congreso neo-nazi en agosto del año pasado, y los patrones (Coparmex) se lanzan contra los defensores de los derechos humanos, invitando a ilustres fascistas a su convite; esto es solo una enana muestra que nos da este tiempo, muestra de lo que no debiera volver a suceder ¡jamás!, pero sucede, de quienes nunca debieron ser, pero son.

 

Pero a pesar de todo y de todos (o casi todos), están los necios, los que no se resignan a la muerte, al espanto, ni al vacío, esos necios que siguen bregando por devolver lo humano a la humanidad y su espacio a la libertad. Y la esperanza respira en un rincón, en mil rincones; respira en el rincón de una prisión, en Chiapas, en Brasil, en Bolivia, en Honduras, en Seattle, en un puño levantado, en una garganta gritando, en un corazón afligido, en una guitarra tocando o en un compañero caído. Y en los mil rincones resurge la vida, la posibilidad y la dignidad perdida, nuevas formas de organización dicen algunos, pero nosotros sabemos que no es así, que es el redescubrimiento de algo añejo, de algo grande, algo, por lo que siempre hemos luchado y caído los libertarios. Salud.

 

Eduardo Lemus

 

 

Publicado en la Revista MARGEN No. 9, Febrero-Abril de 2000.

Published in: on octubre 23, 2009 at 9:26 pm  Comentarios desactivados en En estos días  
Tags:

Contrainformación

contrainfo

 

Publicado en la Revista MARGEN No.8, Noviembre 1999- Enero 2000.

Published in: on octubre 23, 2009 at 8:37 am  Comentarios desactivados en Contrainformación  
Tags:

Contra el olvido, solidaridad

No cabe duda, que cuando los problemas se desbordan y logran traspasar las barreras de lo local, es cuando los medios optan por difundirlo –aunque casi siempre tergiversado-, y todos sabemos que las cosas existen mientras estén vigentes, y para que estén vigentes es necesario que estén en los medios, si algo no se ve por televisión, simplemente no existe.

 

 El gobierno de México lo sabe muy bien, y el olvido es uno de sus principales aliados, en este país basta con que las cosas se dejen de difundir para que de inmediato sean olvidadas y sustituidas por la final de futbol, la visita del Papa y/o algún asesinato espectacular de alguien de la farándula.

 

En las comunidades chiapanecas, la situación de acoso se agrava, el ejército y las fuerzas de seguridad pública cumplen su labor de hostigamiento casi a la perfección, mientras la atención del resto de la población se concentra en otros lados –como el grotesco espectáculo de los precandidatos a la presidencia-, y mientras la atención nacional disminuye en este aspecto, el gobierno lejos de hacer el mínimo movimiento hacia la solución del conflicto, continúa con su guerra de baja intensidad buscando el desgaste de los rebeldes.

 

Los pobladores de las comunidades indígenas se están enfrentando, esta vez sí, casi solos al poder, siguen resistiendo con muy poco apoyo, mientras el sistema difunde las supuestas deserciones del EZLN y las virtudes de su nuevo proyecto de contrainsurgencia (Proyectos Productivos), financiado por el Banco Mundial (BM), que operara como paliativo y será aplicado principalmente en las comunidades simpatizantes con los zapatistas, esto como método de coerción, mientras las verdaderas causas del conflicto permanecen, y aún mas se acrecientan,  teniendo a todos estos seres humanos al borde de la desesperación.

 

Esto está claro, los indígenas chiapanecos no deben esperar ya nada del poder, más bien, somos nosotros, la sociedad civil, los que debemos actuar con mucha más fuerza, y esto no como necesidad sino como deber, ya que siendo nosotros los que carecemos, los que soportamos, los que necesitamos, somos también nosotros quienes debemos encontrar las soluciones, sin esperar ya nada de los gobiernos, que solo se dedican a gastar nuestros recursos y defender su posición de mando, sin importarles la vida de quienes los sostienen.

 

Eduardo Lemus

 

 

Publicado en la Revista MARGEN No. 7, Junio-Agosto de 1999.

Published in: on octubre 22, 2009 at 11:41 pm  Comentarios desactivados en Contra el olvido, solidaridad  
Tags:

Nuevo Ataque Policiaco

La ciudad de Guadalajara, la Perla de Occidente, además de ser la segunda ciudad más grande de México, ocupa uno de los primeros lugares, tanto en inseguridad pública, como en agresiones policiacas, las cuales han llevado a varias de sus víctimas a la muerte como en el caso de un joven ingeniero de 22 años que a mediados de noviembre recibió tremenda golpiza de parte de agentes policiacos que en pocas horas le produjeron la muerte. En esta ocasión la arbitrariedad de quienes se autodenominan “guardianes del orden” llegó al punto de la agresión física, verbal y psicológica de miembros y no miembros del grupo de artistas, artesanos y músicos que cada sábado convocan a la exposición de sus productos en el llamado “Tianguis Cultural” (TC), un espacio para gente joven que con sus tres años de existencia en la plaza José Rolón ha generado una serie de rechazos de parte de las autoridades panistas, por  la diversidad de ideas que se manifiestan en ese lugar, y claro, por la conducta de algunos (quizá muchos) asistentes que aprovechan la ocasión para manifestar la problemática social que el neoliberalismo ha generado en ellos.

 

Coincidencia, reincidencia, casualidad u hostigamiento, lo cierto es que todo individuo que tenga pelo largo, pantalón de mezclilla roto, parchado; playeras negras, rojas, blancas, y que se encuentre en un lugar público en una cantidad mayor a 4 personas, son sospechosos de alterar la paz, el orden y la buena apariencia de nuestra sociedad. Más aún si alguno de estos jóvenes se encuentra bebiendo una cerveza, donde de cometer “falta administrativa” pasa a cometer “pecado capital”, capaz de merecer la pena de muerte. Así es como comienza la historia de agresiones y hostigamientos que sufrieron un grupo de compañeros que por preguntar a unos policías que golpeaban salvajemente a un joven que bebía una cerveza, comienzan a ser golpeados también, ante la indignación de todos los presentes, que acudieron curiosos ante el tumulto que se había generado.

 

Esta persona que empezó a ser golpeada por interrogar a los policías y defender a quien ya traían detenido; era uno de los coordinadores del TC. Tal acción represiva provoca la intervención de otros compañeros tianguistas quienes al ver que la respuesta de los policías fue el seguir agrediéndolos, deciden ponerse en resistencia pacifica, sentados alrededor de la patrulla. Los policías, por su parte, al verse rodeados de una feroz resistencia pacifica, llaman más refuerzos, los cuales, pocos minutos después, irrumpen en la escena, arremetiendo a golpes contra todos los sentados, inclusive hasta a una niña de 12 años de edad que fue pateada y golpeada a puño cerrado por los policías, quienes después al recordar el suceso, emitían comentarios como “para que aprenda”, “para que se quite”, en medio de risas y burlas.

 

Al llegar los policías golpeando a los sentados, algunos se retiran, pero otros se quedan, volcando los policías toda la frustración y odio que parece generar el portar semejante uniforme. Uno de los que se quedaron fue arrastrado casi dos cuadras, jalándolo de los cabellos, en medio de patadas insultos y amenazas de muerte, hasta llegar a la patrulla y someterlo a la fuerza dentro de ella.

 

Para entonces, la mayor parte de los policías que habían llegado de refuerzos, habían bajado los rifles cortando cartucho y apuntando con ellos a todos los asistentes y curiosos del tumulto generado.

 

Las otras personas que fueron detenidas (en total siete), habían sufrido un proceso semejante en el momento de su detención. Cuando se encontraban ya en la patrulla, fueron obligados a permanecer con la cara sobre el piso de la camioneta, a pesar de que se encontraba bastante caliente, por la hora del día. Las amenazas de muerte que sufrían eran constantes, junto con las burlas por la golpiza que habían sufrido, e incluso se les amenazo con que se les iba a sembrar droga para que fueran consignados más rápido.

 

Durante el recorrido rumbo a las instalaciones de la procuraduría fueron objeto de múltiples vejaciones mediante insultos, amenazas de muerte y sobre todo golpes. A uno de ellos lo golpearon constantemente contra la manivela y el cristal de la portezuela a tal grado que éstos sufrieron daños y posteriormente se los querían cobrar. Una vez estando en los separos de la procuraduría fueron puestos en una celda de traspaso al penal negándoles derecho a fianza y llamadas telefónicas, continuando las amenazas de muerte y los golpes.

 

Ahí mismo se encontraron con otro detenido, un joven homosexual, el cual estaba siendo víctima de hostigamiento, burlas y humillaciones, lo desnudaron y una mujer policía lo golpeo, esto incluso en presencia del médico que iba a presentar el parte médico.

 

Para entonces, se había organizado un grupo de tianguistas que acudirían a la procuraduría a manifestarse, llamando a diferentes medios de información para coordinar un encuentro y rueda de prensa afuera de las instalaciones de la procuraduría. Al llegar los manifestantes a las afueras de la procuraduría fueron cercados por fuertes contingentes policiacos. Tres personas de entre los asistentes entran en comitiva a solicitar la libertad de sus compañeros y se les manifiesta que los cargos son por beber en la vía pública y portación de droga. Una hora más tarde son liberados con la condición de que se vallan los manifestantes, llevándose a cabo una rueda de prensa en donde se refuta la versión policiaca y se deja en claro lo ocurrido, posteriormente sacan un parte médico y se dirigen a la Comisión de Derechos Humanos. Actualmente el caso tiene seguimiento jurídico y se cuenta con pruebas (fotografías, video), de la agresión policiaca.

 

Estos hechos ocurrieron el sábado 28 de noviembre pasado y entre los detenidos se encuentran David de Anda (coordinador del TC), José Luis González y los compañeros libertarios Alejandro Arias (James) y Benjamín Quirarte (miembros de la Comuna Libertaria), así como otras tres personas de quienes no tenemos sus nombres exactos. A la persona a quien pretendían detener por ingerir bebidas alcohólicas se le dejo ir.

 

El creciente estrechamiento de los criterios con que operan los cuerpos policiacos de Guadalajara, hacen pensar cada vez más en los métodos fascistas, utilizados por la ultraderecha para deshacerse de quien no les agrada, les molesta o simplemente no les gusta como se ve. De tal manera que a últimas fechas gente no acorde a la línea establecida por el poder tapatío ha sido víctima de abusos y atropellos por parte de sus ejecutores.

 

Germán Hernández – Eduardo Lemus

 

 

Publicado en la Revista MARGEN No.5, Noviembre-Diciembre de 1998.

Published in: on octubre 22, 2009 at 11:30 pm  Comentarios desactivados en Nuevo Ataque Policiaco  
Tags:

1968: 30 años

La generación  del 68 y más concretamente de la década de los 60’s, fue una generación animada por un deseo de cambio, de transformación de las estructuras caducas del “establishment”. En ésta década, la juventud y especialmente el estudiantado llegó a una especie de maduración sociopolítica, cuya eclosión es motivada por las más diversas causas relacionadas con factores de índole socio-educacionales principalmente; una especie de escusa para el accionar de la revolución. Fue en ésta generación cuando se gestan toda una serie de situaciones que en lo sucesivo repercutirán en la vida política y social de casi todo el mundo, la conciencia ecologista, la relación intrafamiliar, el feminismo, la autogestión, entre otros.

 

Los movimientos estudiantiles surgidos a nivel internacional en estos años, aunque con sus demandas específicas según el lugar, siempre tuvieron un cierto vínculo, un hilo conductor que los ligaba: la invasión a Vietnam, la libertad de expresión y las reformas académicas por nombrar algunos factores en común; esto provocó una enorme solidaridad e interrelación entre el estudiantado mundial.

 

De ésta década el año más significativo fue 1968 por los diversos sucesos y movimientos que hicieron irrupción en el acontecer cotidiano de varios países.

 

En los Estados Unidos la agitación llegó a dimensiones gigantescas, el movimiento de los negros está en su mayor esplendor, a Chicago llegan los días de la ira, se proclama el Black Power, surgen las Panteras Negras y es asesinado Martín Luther King principal inspirador del Movimiento por los Derechos Civiles durante toda la década. Surgen los primeros brotes del feminismo radical, el movimiento homosexual, los hippies y los Yippis conmocionan a la sociedad conservadora. La oposición a la guerra de Vietnam cobra proporciones insospechadas: las marchas, los eventos y los disturbios en oposición se multiplican, no sólo en los E.U. sino en todo el mundo, los estudiantes salen a las calles y toman las universidades, ondean la bandera del Viet-Cong, la roja socialista y la negra anarquista. Se multiplican las huelgas estudiantiles y la policía y el ejército intervienen en las instalaciones universitarias, Columbia, Berkeley, Connecticut, en todos lados el mismo clamor “detener la máquina”. La rebelión estudiantil comenzada en 1964 en Berkeley cuando los estudiantes deciden tomar el Sproul Hall de la universidad, está en crecimiento constante y no aminora a pesar de la represión estatal y así continúa hasta principios de la siguiente década. Cuando en la Universidad de Kent, Ohio, el ejército cargó contra los estudiantes asesinando a cuatro, de nuevo mayo y las barricadas.

 

El movimiento estudiantil en Alemania estuvo ligado a la Universidad Libre de Berlín. Su larga lucha por la libertad de expresión dentro de las instalaciones universitarias (como en Berkeley), y sus demandas de reformas, van cobrando cada vez más tintes radicales. En 1968 los sucesos se desbordan cuando un joven de extrema derecha dispara a la cabeza de Rudi Dutchke, los estudiantes toman el Berlín Occidental y arremeten contra el imperio Springer, propietario de los principales periódicos alemanes, estos sucesos  son similares a la primera explosión masiva: cuando el 2 de Junio de 1967 en una manifestación frente a la Gran Ópera Alemana un grupo de estudiantes que protestaban contra el Sha de Persia, fue brutalmente reprimida muriendo un estudiante de 26 años a manos de la policía. El movimiento de 1968 culminó con la creación del Club Republicano, principal organización extraparlamentaria y la Universidad Crítica. Muchos jóvenes se radicalizaron y pasaron a formar parte de grupos armados.

 

Los estudiantes italianos atacaron las universidades, ocuparon los edificios y se enfrentaron a la policía en las calles. De Turín a Roma la rebelión se generalizó. Y se solidarizaron con las protestas contra la guerra en Vietnam, contra las armas biológicas y rechazaron la mala organización educativa. Al igual que en otras partes su rechazo eran contra lo establecido fuera de izquierda o derecha, “abajo el imperialismo ruso y norteamericano” decía una bandera colocada en la Universidad de Roma. Las universidades fueron tomadas trayendo como resultado la consabida represión y su respuesta violenta por parte del estudiantado.

 

La revuelta estudiantil también alcanzó a Inglaterra, comenzó con la ocupación de la Escuela Londinense de Economía, por los estudiantes. Durante 1967 y 1968 en 23 escuelas y universidades hubo ocupaciones y huelgas, manifestaciones contra la guerra de Vietnam, en apoyo a los trabajadores y por las condiciones poco satisfactorias de la educación.

 

Sin duda uno de los países emblemáticos de ese 1968 es Francia. El movimiento surge a la luz de las demandas por reformas al sistema educativo dentro de las universidades. El 22 de Marzo más de cien estudiantes ocupan las instalaciones administrativas de la facultad de Nanterre a raíz de la detención de seis militantes de izquierda, el conflicto se extiende a la Sorbona. La Sorbona se subleva y el movimiento se generaliza. Los estudiantes buscan vincular sus demandas a las de los obreros. Los enfrentamientos con la policía van en aumento y sobreviene la noche de las barricadas, el viernes 10 de Mayo la tensión llega a su máximo nivel, la policía logra desviar la manifestación estudiantil haciéndolos retroceder hacia el barrio latino hasta las cercanías de la Sorbona que se encontraba ocupada. Los estudiantes no podían aceptar retroceder en sus propios terrenos. La manifestación se disolvió y “los manifestantes se dispersaron”. De pronto, espontáneamente las barricadas empezaron a levantarse, más de 60 en unas cuantas horas. Alzaron las losas del pavimento y las apilaron, desprendieron rejas y tapas de alcantarillas, derribaron árboles y volcaron automóviles. Y sobrevino el enfrentamiento, los estudiantes repelieron el ataque con piedras y cocteles molotov e incendiaron algunos autos y camiones para hacer las barricadas aún más impenetrables. Luego de la larga batalla que duro toda la noche, los policías antimotines surgieron ensangrentadamente victoriosos. El resultado, cientos de heridos y cientos de detenidos. A raíz de estos acontecimientos, grandes masas de diversos sectores sociales se unen al clamor de la protesta. A finales de Mayo 10 millones de obreros se encontraban en huelga “la huelga general más grande de la historia”, unidos a los grupos estudiantiles (enragés, anarquistas, situacionistas, trotskistas, etc.). el movimiento hizo tambalear al poder, pero los conflictos internos entre grupos y la traición del Partido Comunista (como siempre) al ordenar la retirada de sus contingentes, provocó el debilitamiento y la posterior disolución del movimiento.

 

Los estudiantes japoneses, aglutinados en torno al Zangakuren surgido después de la Segunda Guerra Mundial, también tomaron sus universidades, principalmente se pretendió enviarlos a la guerra de Vietnam, en sus manifestaciones se notaba un especial repudio antinorteamericano. Exigían “democracia directa” y “acción directa”. Más de 90 universidades tuvieron que conceder, por primera vez, los derechos de participación que los estudiantes reclamaron.

 

1968 fue el año, también, en que fue sofocada la Primavera de Praga, movimiento surgido dentro del imperio comunista. En Checoslovaquia, el 21 de Agosto, hacen irrupción los tanques del pacto de Varsovia y toman por asalto las calles. El movimiento que sólo pretendía reformas fue fuertemente reprimido, mucha gente en occidente vio por fin lo que en realidad constituía al imperio rojo.

 

No se puede dejar de mencionar la enorme influencia que ejercieron sobre el movimiento juvenil mundial, “principalmente en E.U. y Alemania”, los Provos Holandeses, movimiento dotado de una estupenda creatividad y originalidad, una especie de neodadaístas con deseos de transformar la sociedad con su actitud antiautoritaria y antiarmamentista. Aunque el movimiento fue disuelto en 1967, el espíritu Provo prevaleció volviéndose a manifestar en la década de los 70’s con el nombre de Kabouters.

 

En América Latina la situación no fue muy diferente. Prácticamente no hubo país en que no surgiera un movimiento de impugnación y demanda de cambios estructurales dentro de las universidades. Esto aunado a las diversas agrupaciones guerrilleras que emergieron bajo la influencia de la revolución cubana. El estudiantado fue protagonista principal de los movimientos por la transformación social en Argentina, Brasil, Colombia y Perú. En Uruguay el 1º de Mayo de 1968, una manifestación obrera fue fuertemente reprimida por la policía, generándose un enfrentamiento. En los días posteriores se produce una solidaridad estudiantil para con los obreros, desencadenando más manifestaciones y tomas de facultades y liceos, lo cual desató una sangrienta represión resultando incontables detenciones y centenares de heridos y desaparecidos durante los siguientes cinco años de lucha ininterrumpida.

 

En México el movimiento estudiantil tiene antecedentes de resonancia a partir de la segunda mitad de la década de los 50’s. en 1956 se desarrolló un movimiento estudiantil de grandes proporciones en demanda de mejoras a los servicios escolares para los estudiantes, especialmente los de bajos recursos, este movimiento adquirió carácter nacional y trajo como resultado la intervención del ejército dentro de las instalaciones del Instituto Politécnico Nacional (IPN), en donde se mantuvo durante dos años. Posteriormente, en 1958, se lleva a cabo el “movimiento de los camiones”, surgido a raíz del alza en el costo del transporte público. Los estudiantes, que en este tiempo estaban fuertemente influidos por las luchas gremiales de telegrafistas, electricistas, telefonistas y ferrocarrileros, secuestran algunos camiones y los encierran en los patios de Ciudad Universitaria. El movimiento crece a raíz de que un estudiante es atropellado y gente de diversos sectores populares se une a las manifestaciones desarrollándose numerosos enfrentamientos, el ejército tomó la ciudad y el movimiento se desintegra.

 

Desde el comienzo de la década de los 60’s se registran brotes estudiantiles en diferentes partes del país, En 1960 estalla una huelga en la Universidad Michoacana en la cual salieron triunfantes los estudiantes. Otra huelga se registra en la Escuela Nacional de Maestros en apoyo al SNTE. Y en Octubre de ese mismo año, una huelga en la Universidad de Guerrero se convirtió en revuelta civil con la participación de otras capas de la población, desembocando en una masacre y trayendo consigo la destitución del gobernador del estado.

 

Los movimientos estudiantiles durante toda esta década se suceden uno tras otro con características similares y con diferentes resultados. Puebla, Chihuahua, Sinaloa y Michoacán los estudiantes se enfrentan a las autoridades en defensa de sus demandas.

 

De los movimientos surgidos en estos períodos hay algunos que por su magnitud adquieren especial relevancia. En 1965 sale a la luz pública la lucha que desde tiempo atrás venían desarrollando los estudiantes de medicina, internos y residentes de hospitales en demanda de mejores condiciones de trabajo y contra la mala organización de los servicios de salud del país. Prácticamente todas las escuelas de medicina del país se declararon en huelga y varias escuelas y facultades de la Universidad Autónoma de México (UNAM) -economía, ciencias políticas, ciencias-, se solidarizaron con los estudiantes de medicina, Finalmente el gobierno decidió reprimir el movimiento. Ese mismo año se llevan a cabo demostraciones en contra de la invasión norteamericana a la República Dominicana, y en apoyo al pueblo de Vietnam, teniendo como respuesta la represión. El 23 de septiembre la guerrilla comandada por Arturo Gamiz y Pablo Gómez atacan el cuartel militar de Madera, Chihuahua, muriendo ambos en la acción.

 

1966 fue un año activo en este sentido, en Ciudad Universitaria es dinamitada la estatua del expresidente Miguel Alemán fundador de dicho campus, se responsabiliza al grupo Movimiento de Izquierda Revolucionaria. Estalla una huelga en la Universidad Michoacana en protesta por el asesinato de un estudiante, la protesta encontró eco en todos los sectores. El 8 de Octubre la tropa cargó contra un mitin estudiantil y luego ocupó las instalaciones universitarias. Nuevamente en la Universidad de Guerrero vuelve a surgir la lucha de los estudiantes contra el grupo que controla la universidad, y nuevamente los estudiantes son derrotados. En Durango los estudiantes de la Universidad Juárez ocupan las instalaciones de la Compañía Fundidora de Fierro y Acero de Monterrey, con la demanda de que el cerro en que estaba ubicada fuera explotado en beneficio del pueblo de Durango. En la capital los alumnos de la Facultad de economía y de la Escuela Nacional Preparatoria de la UNAM tomaron por asalto el edificio de rectoría y obligaron a renunciar al Dr. Ignacio Chávez, protesta contra su reelección y contra el autoritarismo dentro de la universidad. En la Universidad Autónoma de Sinaloa los estudiantes se lanzaron a una huelga general exigiendo la destitución del rector y algunas reformas orgánicas, el rector renuncia.

 

En 1967 el ejército volvería a intervenir en una universidad, en este caso, la Universidad de Sonora. El 29 de Marzo es declarada la huelga general y los estudiantes levantan la demanda de “desaparición de poderes en el estado”. La huelga se prolonga durante todo Abril y finalmente, después de nuevos brotes de violencia con la participación de sectores populares, el ejército intervino y ocupó la universidad, aplastando de esta manera el movimiento. Entre Mayo y Julio de ese año tuvo lugar un movimiento de carácter nacional, la huelga nacional de apoyo a los estudiantes de la Escuela Superior de Agricultura Hermanos Escobar de Ciudad Juárez, Chih., que protestaban por el autoritarismo impuesto por los propietarios de esa institución privada y en demanda de la “federación” de la escuela. Del 8 de Mayo al 15 de Julio la huelga incorporó a 70 mil1 estudiantes de todo el país, con la participación del IPN, la Escuela Nacional de Agricultura (Chapingo), las escuelas de agricultura de todo el país, las normales rurales, la Normal Superior, etc. La lucha fue organizada por medio de un Consejo Nacional de Huelga y Solidaridad. Debido al vigor del movimiento el ejército no intervino. Finalmente, luego de múltiples querellas burocráticas, las autoridades cedieron a la petición estudiantil y fue creada una nueva escuela de agricultura adherida a la Universidad de Chihuahua. En Puebla se registraron disturbios estudiantiles en los que resultaron decenas de lesionados. En este año Lucio Cabañas se refugia en la sierra, tal como lo había hecho en 1961 Genaro Vázquez debido a la represión gubernamental.

 

En Enero 1968, se suscitó en la UNAM un conflicto en el que chocaron los estudiantes socialistas y liberales contra el fascista Movimiento Universitario de Renovadora Orientación (MURO), del cual salieron derrotados los fascistas. En Febrero el ejército irrumpió la “Marcha por la Ruta de la Libertad” convocada por la Central Nacional de Estudiantes Democráticos (CNED) y en el que participaban estudiantes de varias partes del país. Estallan conflictos estudiantiles en Tabasco, Puebla y otros estados. En Nuevo León, el Movimiento Estudiantil Profesional MEP) de formación católica, organiza una huelga en el Tecnológico de Monterrey, que trae como consecuencia la represión violenta, esta represión radicaliza a algunos participantes y más tarde pasan a formar parte de grupos armados2. El 9 de Julio estudiantes de la UNAM secuestran 32 autobuses exigiendo la indemnización de una maestra que perdió su brazo al ser arrollada.

 

El viernes 26 de Julio se llevan a cabo dos manifestaciones: una organizada por la oficialista Federación Nacional de Estudiantes Técnicos (FNET) en protesta por la intervención violenta de un grupo de policías en la Vocacional 5, a raíz de un pleito entre estudiantes tres días antes; la otra organizada por la CNED y otras organizaciones de izquierda para conmemorar el aniversario de la revolución cubana. La primer manifestación llega hasta el casco de Santo Tomás, donde un grupo de estudiantes invitó a los presentes a trasladarse al Zócalo con el objeto de hacer más patente su protesta y unirse a la otra manifestación. Se conducían hacia el Zócalo cuando, antes de llegar, se suscita un enfrentamiento con la policía. La lucha se generaliza por todo el primer cuadro de la capital. El enfrentamiento deja como resultado varios estudiantes detenidos y heridos.

 

A partir del 27 de Julio la tensión y la inconformidad aumentan, el 28 se reúne por primera vez el Comité Coordinador de Huelga del IPN con representantes de varias escuelas de la UNAM y redactan una lista de demandas, un esbozo de lo que más tarde sería el pliego petitorio. Mientras tanto, las manifestaciones y los actos de protesta continúan, son secuestrados camiones y tomadas varias escuelas declarándose en paro indefinido.

 

A primera hora del día 30 y después de largos y violentos choques entre estudiantes y granaderos, el ejército interviene destruyendo con un disparo de bazuca la puerta de la preparatoria de San Idelfonso en donde se encontraban atrincherados los estudiantes. El ejercito toma las preparatorias 2, 3 y 5 de la UNAM y la vocacional 5 del IPN, por la tarde la vocacional 7 en Tlatelolco.

 

El jueves 1 de Agosto se realiza una gigantesca marcha encabezada por el rector de la UNAM Javier Barros Sierra, en protesta por los estudiantes caídos y la violación a la autonomía universitaria. Desde Guadalajara, el presidente de la república declara: “una mano esta tendida; los mexicanos dirán si esa mano se queda tendida en el aire” y califica al movimiento estudiantil como “algaradas sin importancia”.

 

En los siguientes días la actividad estudiantil se vuelve más intensa, en el IPN se forma el Comité de Profesores Pro Libertades Democráticas, se da a conocer por primera vez el pliego petitorio. Se forma el Consejo Nacional de Huelga (CNH). El día 13 se realiza la primera gran manifestación al Zócalo con la participación de 150 mil personas. Se integra la Alianza de Intelectuales, Escritores y Artistas, y se forman las brigadas de información realizando mítines relámpago por toda la ciudad.

 

El 22 de Agosto, el gobierno, por conducto de la Secretaría de Gobernación propone un “diálogo franco y sereno”. El CNH pide que sea público y que el gobierno designe a “los funcionarios que considere competentes”.

 

El martes 27 se efectúa una gran manifestación a la que acuden 300 mil personas, la cual culmina en el Zócalo, luego de ésta, la cual transcurre sin incidentes, Sócrates Campos Lemus del FNET propone que el dialogo público se realice ahí. Cerca de 15 mil estudiantes deciden permanecer en el Zócalo formando guardia. Es izada una bandera rojinegra en el asta del Zócalo. A la una de la madrugada del miércoles 28, fuerzas del ejército, de la policía y de los bomberos desalojan la plaza. Por la tarde, numerosos burócratas son llevados al Zócalo para un acto organizado por las autoridades en desagravio a la bandera, las consignas de los burócratas se vuelven a favor de los estudiantes y en contra del gobierno, la concentración es desbaratada violentamente con la intervención del ejército desatándose una balacera.

 

La represión se agudiza, los estudiantes son duramente reprimidos, las Vocacionales 4 y 7 son objeto de ataques con armas de alto poder, el 29 una manifestación de protesta es impedida por el ejército. El 9 de Septiembre el rector hace un llamado para regresar a clases, el CNH decide continuar el paro. El 13 se realiza la Manifestación del Silencio. Se calculan en 250 mil personas participantes.

 

El ejército invade Ciudad Universitaria el 18 de Septiembre. Se producen choques violentos, entre estudiantes y policías. La actividad de las brigadas estudiantiles continúa. El ejército entra al casco de Santo Tomás después de una larga y dura batalla, cosa que no habían conseguido los policías. Hay numerosos muertos, heridos y detenciones.

 

El martes 1º de Octubre el CNH reitera su decisión de no regresar a clases y se convoca a un mitin para el día siguiente en la Plaza de las Tres Culturas de Tlatelolco. El ejército sale de la UNAM.

 

A las 15:30 hrs. del miércoles 2 de Octubre se inicia el mitin convocado por el CNH. En la plaza se encuentran 10 mil personas, entre las que se encontraban ferrocarrileros, amas de casa, electricistas, comerciantes, estudiantes, niños y periodistas. A las 18:30 hrs. un helicóptero que sobrevolaba la plaza arroja una bengala. Sin nadie imaginarlo, los miles de soldados que previamente habían bloqueado las salidas de la plaza y los hombres de guante blanco vestidos de civiles apostados en los edificios, empiezan a disparar armas de grueso calibre contra la gente indefensa, el fuego cruzado de los agentes del gobierno deja sembrada de muertos la plaza, mujeres, ancianos, niños, son alcanzados por las balas o atravesados por las bayonetas, un gran número de miembros del CNH son aprehendidos, los disparos se prolongan hasta la media noche, son registrados los departamentos de los edificios cercanos e infinidad de gente es arrestada y vejada, El número de muertos se desconoce, los desaparecidos suman cientos.

 

A partir de esta fecha el movimiento se ve fuertemente disminuido, la muerte y el miedo hacen su efecto, los gobernantes justifican la acción acusando al movimiento de haber estado manejado por extranjeros (como hoy lo dicen de Chiapas), de responder a intereses ajenos a los estudiantes y mostrando su temor de que éste fuera a estropear el curso de las olimpiadas, las cuales se desarrollaron bajo el emblema de la paz. El 4 de Diciembre los estudiantes vuelven a clases y el 6 el CNH queda disuelto.

 

Después de estos acontecimientos muchos protagonistas, ven como única solución la lucha armada y efectivamente en la etapa posterior hacen irrupción diversos grupos armados y varios brigadistas se desplazan hacia las zonas rurales, lo cual provoca el surgimiento de nuevos movimientos.

 

Una característica esencial de todos los movimientos gestados en ésta década a nivel internacional, fue su antiautoritarismo, su esencia libertaria, ya que en todos lados el movimiento rebasó cualquier estructura dirigentista que pretendiera darle dirección ideológica, la rebelión fue contra toda forma de imposición ya fuera ésta roja o blanca.

 

El 68 es recordado de diferentes maneras, para algunos es un bonito recuerdo de una época en que se vivió la esperanza del cambio, las posibilidades de la utopía, para otros queda un sabor amargo, una nostalgia por la ilusión y la esperanza de cambio sofocadas por el fuego del poder. Para algunos otros es una mera bandera, un carnet de identidad que sirve para pescar oportunidades en la mesa del poder y transformar la nostalgia en estampa folklórica y oficializar el recuerdo, sería una pena que esto pasara, tal como lo dice un participante: “sería catastrófico que un movimiento que fue subversivo, antiautoritario y contra el poder fuera ahora reconocido por el poder. Es decir, si el resultado de todo va a ser que el día de mañana estampen el nombre de los muertos como el de los Niños Héroes en una estatua, no habrá duda de que estamos muertos3.

 

Eduardo Lemus

 

 

1-       Guevara Niebla, Gilberto, La democracia en la calle, siglo XXI, 1988.
2-       Robles, Jorge y Luis Ángel Gómez, De la autonomía al corporativismo, Ediciones el Atajo, 1995.
3-       Entrevista a Joel Ortega Juárez, Asalto al Cielo, VV.AA. Editorial Océano, 1998.

 

 

Publicado en la revista MARGEN No.4, Agosto-Octubre de 1998.

Published in: on octubre 22, 2009 at 12:13 am  Comentarios desactivados en 1968: 30 años  
Tags:

Magonismo y Movimiento Indígena en México

Los pueblos Indios de México cuentan con una larga trayectoria de luchas contra la opresión y la marginación a que se les ha sometido, a partir de la llegada española.

 

El Magonismo como precursor de la lucha revolucionaria de 1910 y como la corriente más radical dentro de la misma, fue el movimiento que contaba con el programa más amplio y completo, con propuestas y objetivos que tenían relación con todos los sectores de la sociedad, y son los pueblos indígenas, uno de los sectores con quienes más relación tuvieron los diferentes elementos del Magonismo que pregonaban los programas y manifiestos del PLM por todo el país.

 

La relación de los libertarios magonistas, con los pueblos Indios y sus reclamos no tuvo límites, desde los Yaquis de Sonora a los Mayas de Yucatán participaron con ellos en proyectos y revueltas, aún antes del estallido de la revolución.

 

La lucha por la autonomía ha sido una constante dentro de las luchas de estos pueblos desde tiempos ancestrales, ya en 1660-61 en Tehuantepec Oaxaca, se levantaron los pueblos contra la corona española; sin embargo esto lejos de ser cosa del pasado, hoy en día los indígenas siguen luchando por esa autonomía a que tienen derecho y les ha sido negada; prueba de ello es la lucha Zapatista.

 

En este libro J. Carlos Beas, Manuel Ballesteros y Benjamín Maldonado, describen ese período en que el Magonismo como movimiento beligerante logró penetrar hasta lo más profundo de la conciencia de la sociedad mexicana e influir en sus demandas.

 

Magonismo y Movimiento Indígena en México, ha sido reeditado por varias organizaciones, como UCIZONI, CEACATL, El Centro Cultural Libertario “Ricardo Flores Magón”, CAMPO, entre otros, en el marco del Año Ciudadano “Ricardo Flores Magón” (21-Nov-97 a 16-Sep-98), con nuevos datos y aportaciones para la investigación del movimiento Magonista.

 

Eduardo Lemus

 

Publicado en la Revista MARGEN No.3, Mayo-Julio de 1998.

Published in: on octubre 22, 2009 at 12:08 am  Comentarios desactivados en Magonismo y Movimiento Indígena en México  
Tags:

Sin titulo

En Alemania-
Primero vinieron a por los comunistas, y yo no alcé mi voz…
    porque no era comunista.
Luego vinieron a por los judíos, y yo no alcé mi voz…
   porque no era judío.
Luego vinieron a por los sindicalistas, y yo no alcé mi voz…
   porque no era sindicalista.
Luego   vinieron a por los católicos, y yo no alcé la mi voz…
   porque no era católico.
Y entonces vinieron a por mi, y para entonces
   No quedaba ya nadie que alzara la voz…
 
Pastor Martín Niemöller

 

 

Sirvan estas palabras para reflexionar un poco sobre la situación que se vive actualmente en el país.

 

Desde las altas esferas del poder, se ha lanzado una escalada de ataques encaminada a la destrucción de las comunidades indígenas y sus anhelos de justicia y dignidad. El gobierno federal a través de sus voceros (TV Azteca principalmente), han iniciado una campaña xenofóbica, totalmente chauvinista, en contra de los observadores extranjeros que se encuentran en la zona del conflicto, realizando labores humanitarias; esto a raíz de haber observado la amplia reacción de apoyo que ha despertado en el mundo entero la lucha indígena; y hablando claro, ¿qué habría pasado con las comunidades Chiapanecas de no existir este cinturón humanitario?, simple y sencillamente el gobierno por conducto de su brazo violento el ejército y los grupos paramilitares, hace tiempo que habrían provocado, no una, sino muchas más masacres como la de Acteal; la presencia de extranjeros es un pequeño freno, a la penetración abierta a sangre y fuego por parte del Estado, a la zona rebelde.

 

Todo esto sucede bajo el –siempre presente- contexto de la manipulación económica por parte de Estados Unidos y la operación de agentes de la DEA, de la CIA y del FBI, en territorio mexicano; ¿a quién quieren engañar? Cuando se trata de otorgar concesiones al poder económico internacional se critica al nacionalismo, pero si se trata de la solidaridad entre los pueblos, entre los que no tenemos ni deseamos el poder, entonces es injerencia y se convierten en patriotas.

 

Para continuar con la reflexión valgan los siguientes comentarios.

 

Bonito chiste. Primero nos bombardean, día y noche, con la idea de que todo mundo debe adecuarse a la sacrosanta globalización: fin de las fronteras nacionales, reinado de lo internacional. Y ahora resulta que la única globalización permitida es la del mercado y los dineros. No así, su única o más valiosa dimensión: la globalización de las ideas y los valores, de los anhelos y las demandas, de las luchas y las solidaridades, en fin, la globalización del amor y de la esperanza en un mundo mejor, humano.

Luis González Souza

 

“¿De qué estamos hablando, de una comunidad de gobiernos, o de pueblos? Con el mal humor que tenía esta mañana, recordé la foto que se hace siempre que hay reunión entre representantes de los gobiernos. Al final de las ‘cumbres’ siempre hay una foto de familia. Pero la familia que ellos constituyen no es nuestra familia. Ellos son los que deciden y opinan, los que firman tratados, disponen de nuestras vidas y nuestro futuro.

“La verdadera comunidad internacional no puede ser lo que resulte de acuerdos de los Estados. La verdadera sería aquella que nosotros lográramos con nuestros diálogos, con nuestros encuentros”.

José Saramago

 

“El patriotismo es el último refugio de los canallas”.

Samuel Johnson

 

 

Eduardo Lemus

Publicado en la Revista MARGEN No.2, Marzo-Abril de 1998

Published in: on octubre 20, 2009 at 11:40 pm  Comentarios desactivados en Sin titulo  
Tags:

Cornelius Castoriadis

Pensador excepcional, que fuera eterno crítico del conformismo, y opositor a todo tipo de opresión.

Cornelius Castoriadis nació en 1922 en Atenas, Grecia. Estudió derecho, economía política y filosofía, en su juventud vivió la dictadura de Metaxas, la ocupación fascista de Grecia y el intento comunista de toma del poder en 1944. Militó en el Partido Comunista Griego, posteriormente ingresó en el movimiento trotskista, rompiendo mas tarde en 1948. Perseguido en Grecia llegó a París en donde fundó “Socialismo o Barbarie” (1949-1965), publicación difusora de un socialismo independiente, autónomo y libertario. El grupo animador de SOB llegó a tener gran influencia en el medio intelectual y social, constituyéndose como un punto de referencia obligado en el análisis social.

Castoriadis participó como economista en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), fue director de la escuela de Estudios Superiores de Ciencias Sociales de París y ejerció el psicoanálisis.

En su extensa obra, concentró sus esfuerzos en explorar las posibilidades de la democracia directa y la autonomía de los pueblos, denunció el peligro de la representatividad y el ejercicio del poder por parte de élites profesionales en mandar. Crítico constante del centralismo y totalitarismo del llamado comunismo real; y opositor a la barbarie y creciente deshumanización del sistema de mercado (capitalismo salvaje); propuso como medio para la libertad la creatividad constante, como motor de la acción autónoma del pueblo, el cuestionamiento de los mecanismos sociales institucionales, puesto que todo lo que se oficializa entra sin remedio en un proceso de descomposición y distorsión.

Entre sus principales obras se encuentran: La sociedad burocrática, La experiencia del movimiento obrero, La institución imaginaria de la sociedad, Ante la guerra, Los dominios del hombre –las encrucijadas del laberinto, De la ecología a la autonomía y El mundo fragmentado.

Castoriadis murió el pasado 26 de Diciembre a los 75 años.

Eduardo Lemus

Revista MARGEN No.1, Enero-Febrero de 1998.

Published in: on octubre 18, 2009 at 4:18 pm  Comentarios desactivados en Cornelius Castoriadis  
Tags:

Terror de Estado en “Chiapas”

Si nosotros los Tzotziles abandonamos
 a nuestros muertos, ¿con que nos quedamos?
(Testimonio de Acteal)

 

Hay lugares en donde el tiempo no pasa, o por lo menos eso parece, lugares a los que el dolor, el hambre y la muerte han tomado por rehén, y los han despojado de lo poco y lo mucho que tienen; éste es el caso de Chiapas, éste es el caso de los habitantes de las comunidades indígenas de ese estado, el cual desde su anexión a México en 1824 –aún antes-, ha sufrido la marginación, la corrupción, la ambición y el racismo de los gobernantes y élites adineradas que a través de los años ha padecido.

 

Chiapas es uno de los estados más ricos de la república Mexicana, cuenta con abundantes recursos naturales, entre ellos el petróleo, pero, paradójicamente es también uno de los estados con mayor índice de pobreza y marginación. En las comunidades Chiapanecas sus habitantes mueren principalmente a causa de enfermedades prevenibles y curables, y desnutrición, como si esto fuera poco, mueren también a manos de los poderosos, por conducto del ejército, los agentes de seguridad pública y las guardias blancas financiadas por los ganaderos y propietarios de la región. Ya en 1976 el Dr. Stavenhagen, señalaba que en Chiapas se estaba consumando un “genocidio” por parte del ejército contra centenares de familias indígenas, a quienes tenían aterrorizadas a causa de los excesos que cometían contra ellas, En 1980, la sociedad se conmovió al enterarse, de que bajo el gobierno de “Juan Sabines Gutiérrez” se había cometido un acto de barbarie ejecutado por el General “Absalón Castellanos”, en este suceso murió “mucha gente”, más tarde los sobrevivientes describieron cómo “las mujeres y los niños heridos, eran devorados por los perros”; éste tipo de actos terroristas en respuesta a los reclamos de respeto a sus derechos y libertades han sido característicos de todos los gobiernos sin excepción que han pasado por la entidad –y por el país-.

 

En Chiapas las causas que provocaron el enfrentamiento armado de 1910 siguen vigentes, es increíble enterarse que en Chiapas hasta antes de 1994 aún existían peones acasillados en las haciendas de los terratenientes, y estaban vigentes las tiendas de raya y la página –sistema de dar trabajo gratuito los domingos-, así como el derecho de pernada.

 

De los gobiernos que han pasado en la entidad sin duda uno de los más sanguinarios fue el de “Patrocinio González”, durante el cual fueron incontables las violaciones a los derechos humanos; durante su mandato fueron asesinados líderes campesinos e indígenas y fueron desalojadas comunidades enteras por medio de la violencia; sumaron centenares los indígenas y disidentes muertos en este periodo a manos de los “escuadrones de la muerte”.

 

El método empleado por el gobierno para combatir a las organizaciones indígenas independientes y disidentes no ha variado mucho, el Estado aprovecha los movimientos como instrumento de confrontación mediante la cooptación de campesinos oficialistas como la CNC, para formar “grupos de choque” y así debilitar al movimiento independiente. En la actualidad la estrategia de represión y muerte –disuasión-, empleada por el Estado está fundamentada en el plan de campaña Chiapas 94 (proceso No.1105, 4-1-98), en el que describe detalladamente los medios y métodos a utilizar, con el fin de desintegrar a las bases de apoyo Zapatistas; su objetivo es aislar a los Zapatistas de las comunidades simpatizantes, para así restarles efectividad, también deja muy claro el plan a seguir para con los medios de comunicación y la sociedad civil organizada, manifiesta “no escatimar recursos para lograr la destrucción del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejercito Zapatista de Liberación Nacional (CCRI-CGEZLN). Los métodos descritos en este plan, concuerdan a la perfección con los acontecimientos ocurridos en la entidad en todo este tiempo –desde la aparición del EZLN en 1994-, el hostigamiento, la persecución y el exterminio, son las causas principales del desplazamiento de las poblaciones indígenas hacia otras comunidades en donde padecen la indiferencia y el bloqueo por parte de las autoridades, sin abastecimiento de lo esencial, como son, alimentos, medicamentos y un techo para refugiarse de las inclemencias del tiempo –algo que hace más obvia la situación-, a los simpatizantes del gobierno, se les ha provisto de los necesario, además de brindarles protección; es de estos grupos afines al gobierno de donde han surgido la mayoría de grupos paramilitares, de los cuales son conocidos por lo menos 8 de ellos, entre los que sobresalen, Paz y Justicia, Los Chinchulines, Movimiento Insurgente Revolucionario Antizapatista (MIRA) y Mascara Roja, éste último señalado como el autor material de la matanza de Acteal. Los grupos paramilitares cuentan con entrenamiento, apoyo financiero y armamento proporcionados por los gobernantes de la entidad y utilizados en la estrategia del Gobierno Federal contra las comunidades Zapatistas, es decir son quienes realizan el trabajo más sucio, el que no puede realizar el Ejército Federal o los Agentes de Seguridad Pública, debido al pacto de no agresión firmado con el EZLN. Sin embargo, todos los sucesos violentos que vinieron a desembocar en la masacre de Acteal el 22 de diciembre –en donde murieron 45 personas en su mayoría mujeres y niños, a manos de los paramilitares los cuales hicieron gala de saña inhumana, llegando al extremo de asesinar mujeres embarazadas para luego abrir sus vientres a machetazos y sacar el feto para rematarlo-, no apuntan más que en una dirección, buscar el desquiciamiento de las zonas rebeldes, para con el pretexto de la búsqueda de los paramilitares y la puesta en práctica de la Ley de Armas de Fuego y Explosivos, penetrar en ellas y así buscar el choque que rompa con lo pactado.

 

Hasta antes de diciembre los indígenas asesinados sumaban más de 1,500 y a la fecha existen más de 5,000 desplazados viviendo en condiciones infrahumanas.

 

¿Qué es lo que se puede esperar en lo sucesivo, de parte de los protagonistas de este drama sin fin?; de parte del gobierno creo que es predecible, lo que busca es el desgaste de sus oponentes, su verdadero interés en el estado son sus enormes riquezas naturales, y seguir manteniendo bajo su poder absoluto a la totalidad del territorio, seguirá apostando a la desinformación mediante el doble discurso mantenido hasta hoy, es claro que la autonomía de los pueblos, a un gobierno le suena a derrota, y utilizará todos los recursos necesarios para evitar que esto suceda.

 

De la otra parte, la que hasta la fecha ha resistido y evitado la confrontación armada, la que ha recibido los golpes más duros, esa que en realidad no está oculta porque, a fin de cuentas, ¿quiénes fueron las que detuvieron al Ejército Federal en su campaña de penetración, si no, las mujeres Zapatistas?, de ellos y de ellas, ¿Qué se espera?, ¿Qué se espera de sus miradas de futuro, de la esperanza detrás del pasamontañas, de la vida convertida en sangre derramada, que ha corrido hasta llegar a los más remotos lugares del paneta?, de ellos, ¿Qué se espera?, lo que se espera ya vendrá, mientras esos cuerpos convertidos en muralla, en arma, sigan parando a la muerte, desafiándola. Ellos y ellas no están solos y lo saben, son millones en el mundo los puños, las gargantas y los cuerpos que ampliaran esa muralla en su apoyo.

Salud.

 

Eduardo Lemus

 

Publicado en la Revista MARGEN, No.1, Enero-Febrero de 1998.

Published in: on octubre 18, 2009 at 4:12 pm  Comentarios desactivados en Terror de Estado en “Chiapas”  
Tags: